Ya es hora para el Hombre de dar un paso por delante o por atrás.

Cuando una raza evolucionada está lista para ir más allá de su sistema solar, significa que ha alcanzado un punto de evolución para juntarse con nosotros, pero hay una condición previa. Debe ser una raza evolucionada y pacifica. Habéis alcanzado un punto culminante en el que podéis descubrir las posibilidades de salir de vuestro sistema solar o autodestruiros.

Ciertas personas sentirán un cambio interior.

Todos los pueblos tendrán que juntarse.

He aquí lo que pide el Padre:

Los pueblos del mundo tendrán que evolucionar en la misma dirección.

Los hebreos todavía esperan al mesías, los musulmanes esperan al último Imán, los cristianos esperan la segunda llegada del Cristo, la llegada del que les va a consolar.

Por fin el día ha llegado.

Los musulmanes que rezan a Allah según la fe de Allah rezan en dirección ala Meca, el lugar de la casa de Abraham. Este lugar debería ser un lugar sagrado internacional abierto para todos los pueblos del planeta y los hebreos deberían tener derecho a hacer sus peregrinaciones ahí.

Se mofaron de la tierra de Israel y muchas guerras cambiaron su cara. La tierra de Israel también debería ser internacional y todos los pueblos del planeta deberían acudir ahí sin peligro.

Los pueblos del planeta tendrán que encontrar soluciones para reequilibrar la naturaleza, o la naturaleza se vengará.

Si todos los cristianos, musulmanes, hebreos, se unen y se juntan en el mismo sitio para rezar juntos, grandes milagros ocurrirán.

Ya es hora de un gran cambio.

Ahora los hombres tendrán que respetar a la mujer.

Las mujeres sufren mucho por los hombres.

Al contrario, las mujeres tendrán que respetarse entre sí y no ser objetos de codicia. Hay un término medio. Un término medio que los budistas podrían enseñar. En cuanto a ellos, son un pueblo evolucionado y pacifico.

Grandes milagros ocurrirán en los budistas, pues el Padre es testigo de todos los pueblos. Es agradecido para con los que llevan dentro de ellos la buena fruta, la buena semilla.

A todos los pueblos autóctonos y aborígenes. A todos los que viven fuera de las ciudades en los campos, el Padre pide que no despilfarran los recursos naturales de su entorno. No es necesario talar los árboles para hacer fuego. La naturaleza ya ofrece madera para calentarse gracias a los árboles que están muertos ya.

No deberán abusar de la naturaleza. Los peces de lagos, de ríos así como del océano no están para vender. Están para nutrirlos.

En otro tiempo, los pueblos aborígenes, autóctonos que vivían en armonía con la naturaleza no despilfarraban los recursos de la tierra.

Ya es tiempo para la mayor concentración de los pueblos que haya ocurrido en el mundo.

No obstante, si la raza humana no respeta la última enmienda del Padre, la raza humana no sobrevivirá. En el caso en que sobreviva, los humanos no serán numerosos y tendrán que volver a empezar en la etapa primitiva. Si respetáis la ultima enmienda del Padre, grandes descubrimientos harán de la raza humana una raza que podrá viajar fuera de su sistema solar. El secreto de estos descubrimientos será ofrecido únicamente a un pueblo pacifico.

De ahora en adelante las mujeres ya no tienen que velar su cara y su pelo, y los hombres tendrán que respetarlas como respetaban a su madres cuando eran niños.

Las mujeres no son objetos, por el contrario, son muy preciosas.

Y el Padre pide a todos los pueblos que se junten y encuentren medidas para limpiar lo que la humanidad manchó. Los humanos han manchado el planeta.

Un ser humano nunca debería matar a otro ser humano.

Quiéralo, Perdonar, regalar, proteger, son la última enmienda del Padre.

Un ser humano nunca debería robar.

Un ser humano nunca debería despilfarrar.

Los hebreos pueden seguir rezando a Yhwh, los musulmanes podrán seguir rezando a Allah, pero Jehovah es su nombre. Es el que existe.

El tiempo de la discordia ya se acabó.

A través de él realizaré grandes milagros si os juntáis y respetáis la última enmienda del Padre, del que existe.

El tiempo de los conflictos ya se acabó.

El tiempo de la gran concentración de todos los pueblos ha llegado.

Cada vez que os juntéis, que varios y diferentes pueblos se junten, el Padre hará sentir su presencia.

Ya es tiempo de la alianza entre los pueblos.

Haré curaciones en nombre del Padre.

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s